RSS

2 sept. 2010

Una lucecita se desvaneció

Un sueño, una ilusión, la esperanza, ese amor que tu traerías se desvaneció, tantos anhelos por verte, tocarte, acariciar tu suave y tierna piel, por darte muchos besos, abrazos, decirte tantos te amo, tantos sueños esfumados, tantas historias sin contar, un sin fin de aventuras locas que contigo deseaba vivir, solo han quedado en mi memoria para cuando decidas llegar, tal vez no era el tiempo para llegar a deslumbrar y con tu sola presencia, llenarnos de felicidad. Aunque se que para algunos no eras lo ideal, no deseaban que existieras, por egoístas quizás, ese día que te perdí supe que ellos ganaron, que lo que deseaban se les cumplió, pero se que muy pronto se o tal vez en estos momentos se han de arrepentir por que tueras ser humano que merecía vivir y que no tenias la culpa de nada, no pediste nacer, que te crearan quienes lo hicieron, solo eras una bendición de Dios.

No imaginas cuanto ya te amaba sin siquiera tu corazón latir, cuanto te soñaba sin aun estar formada, hoy sin precisión que fueras niña era mi ilusión, aunque tal vez fueras un hermoso varón, pero esa siempre fue mi esperanza, una niña linda...

Hoy no me queda mas que seguir triste por tu partida, pensando en lo que pudo ser no fue, imaginando como serias, como llegarías a ser, viviendo esta realidad tan triste y dura que se vive sabiendo que fuiste y de la nada desapareciste sin darme un beso, un adiós, sin permitirme conocerte y ser parte de tu vida, así mismo como ya lo eras de la mía.

Solo Dios sabe cuanto te extraño y cuan feliz seria si aun existieras, solo el sabe cuanto te ame...

Seguiré con mis planes, metas, sueños, pero dejare todo ese amor guardado para cuando vuelvas, por que se que pronto volveré a soñarte, a comenzar nuevamente amarte y se que la próxima vez será para siempre, seremos felices, disfrutaremos de muchas cosas que nos gusten, te consentirte... te amere por siempre.

Lucharemos para que esa lucecita no se desvanezca...

Desde hace mucho quería escribirte, pero no tenia el valor de recordarte, sabia que seria presa de mi soledad, que me sumergiría en un mar de lágrimas recordando todo lo que había planeado vivir junto a ti y aunque hoy sigo extrañándote y aun te lloro, tengo mucha fe en que mi Dios nuevamente me dará esa ilusión de saber que esa luz esta comenzando a formarse...

No logro entender como es de incomprensible el mundo, la vida, personas que luchan día a día, minuto a minuto y dan todo de si por ver esa personita crecer y ser parte de sus vidas, otras por que hacen hasta lo imposible por no dejar que ese ser que se esta comenzando a formar llegue a ser alguien, personas sin corazón, sin alma, personas irresponsables, que no asumen sus errores... Los que tienen la oportunidad de ser felices, llenar su vida de amor, de ver formarse y crecer esa luz, la apagan sin dejarla dar sus primeras chispas, sin temor a Dios matan una ilusión y aquellos que tanto lo anhelan pierden toda esperanza...

A mi linda princesita, una luz que se apago, una ilusión que se esfumo, sin previo aviso, sin un adiós.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Yina Paola Cerro

veve te quedo muy lindo este escrito... son unas palabras q parecen ser duras, pero llevan dulzura... no te preocupes q Dios te va a dar muchos sobrinitos... jejeje te quiero mucho

Ermes Barragan dijo...

Dios, tienes una forma muy sensible de escribir. Me siento orgulloso de poder leerte.
Te aseguro que podrías escribir un libro de estos bellos temas.
Y no le prestes atencion a las personas, que a los arboles que tienen frutos, son los que le tiran piedras...

Publicar un comentario